El sistema inmunológico fuerte es la solución para barrar la evolución del coronavirus.